Las tribulaciones de Juan Sin Tierra

Ironía del destino

Cuando Napoleón se proclamó emperador, en 1804, escogió un águila (de inspiración romana) como símbolo del imperio, en lugar del tradicional gallo galo.

(Por lo visto, dijo que el gallo es un animal que vive sobre el pajar y se deja comer por la raposa, mientras que el águila es el ave que lleva el rayo y mira el sol cara a cara).

En 1840, sus restos mortales fueron repatriados desde la isla de Santa Elena a bordo de la fragata Belle Poule. Al menos, eso sí, la pintaron de negro para la ocasión.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: