Las tribulaciones de Juan Sin Tierra

#124 El prenacido

DESDE siempre me ha fastidiado que el (presunto) año de nacimiento de Cristo haya sido (mayoritariamente) adoptado como «año cero».

La culpa es de Dionisio el Exiguo (llamado así porque era bajito*), un moje de origen bizantino que en torno al año 526 tuvo la ocurrencia de proponerle la idea al papa Juan I, y de éste (o de su sucesor) por aceptarla.

Lo curioso del asunto es que parece ser que el bueno de Dionisio erró en su cálculos. Situó el nacimiento de Cristo en el año 753 ab urbe condita (desde la fundación de Roma), lo que no cuadra con el reinado de Herodes I el Grande (llamado así por la grandeza de sus obras, no de su persona).

Así que, paradójicamente, Cristo nació un par de años antes de Cristo.

* En esto se observa que lo de los motes no es una cosa nueva, aunque de haber sido español, lo hubieran llamado Tkachenko (pívot soviético, nacido en Ucrania, que jugó entre los años 70 y 80 del pasado siglo y que medía 2,21 metros de estatura).


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: