Las tribulaciones de Juan Sin Tierra

Nada nuevo bajo el sol

Es difícil encontrar ideas verdaderamente nuevas, que no se le hayan ocurrido antes a otra persona.

El veganismo, por ejemplo, tiene miles de años de historia. Séneca, contemporáneo de Jesucristo, se hizo vegano durante su adolescencia siguiendo a los sextios, cuyos motivos eran morales: evitar el sufrimiento del resto de animales. Volvió a comer carne por consejo de su padre, Séneca el viejo, porque los pitagóricos también eran veganos (en este caso por motivos místicos), y tenía miedo de que acusaran a su hijo de superstitio, que en aquella época significaba seguir cultos extranjeros, ajenos a la tradición romana.

Sobre la (des)igualdad entre hombres y mujeres, Montaigne, en el siglo XVI, escribió: “No yerran las mujeres en modo alguno cuando rechazan las normas de vida que rigen el mundo, pues hanlas hecho los hombres sin contar con ellas” (trad. Almudena Montojo).

El caso más simpático es el del joven que tuiteó que estaba surgiendo una “nueva tendencia”, denominada sundrying, consistente en colgar la ropa al sol en lugar de meterla en la secadora. Lo había probado durante varios días con resultados satisfactorios y le parecía “bastante ecofriendly”.

Tendederos en la calle. Barrio pesquero. Santander.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: