Las tribulaciones de Juan Sin Tierra

El 28 de julio de 1945 un bombardero B-25 Mitchell, que se dirigía al aeropuerto de Newark en misión rutinaria, se perdió entre la niebla y se internó en el bosque de rascacielos de Nueva York.

Acabó impactando con el Empire State Building, el rascacielos más alto del mundo, a la altura del piso 79.

Murieron los tres tripulantes y once oficinistas que se encontraban en el edificio.

El avión pesaba unas diez toneladas.

El edificio sufrió daños, pero resistió y lo reabrieron parcialmente tres días después del impacto.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: