Las tribulaciones de Juan Sin Tierra

Me encanta cuando se dice que alguien «arrima el ascua a su sardina». Imagino a varias personas alrededor del ascua (qué bonita palabra), cada uno asando su propia sardina (sólo una). Entonces una de ellas (persona, no sardina) mueve el ascua disimuladamente…

Sería más fácil mover la sardina que el ascua, pero el dicho cambiaría de sentido: de beneficiarse sólo una persona (la que mueve el ascua) a beneficiarse todas (cualquiera puede mover su sardina hacia el ascua).


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: