Las tribulaciones de Juan Sin Tierra

Teseo embarcó en una nave de velas negras para ser sacrificado al Minotauro. Lo hizo voluntariamente con la intención de matarlo y prometió regresar en un barco de velas blancas para anunciar su victoria.

Consiguió derrotar (fácilmente) al Minotauro y pudo salir del laberinto gracias al ovillo de hilo que le dio su prometida Ariadna. Pero, ay, se olvidó de poner las velas blancas y su padre, Egeo, pensando que Teseo había muerto, se quitó la vida.

Otro olvido imperdonable es el de Cervantes: no es verosímil que el burro de Sancho no tuviera nombre.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: